The Sharing Economy

The Sharing Economy

El libro

En este libro el autor británico Arun Sundararajan, profesor de la New York Stern School of Business, aborda el auge de la denominada “economía colaborativa”, a la que él prefiere llamar “capitalismo basado en plataformas” debido a la tremenda diversidad de modelos que hoy en día se incluyen bajo esta denominación genérica: desde los más idealistas basados puramente en el intercambio sin ánimo de lucro hasta mercados que generan enormes beneficios con ejemplos en sectores tan variados como Airbnb (alojamiento), Uber (transporte), Etsy (artesanía) o Upwork (trabajo freelance).

Sundararajan describe las causas y efectos en los ámbitos social, económico y en el mundo del trabajo, que subyacen detrás del despliegue de una economía del peer to peer que todavía se encuentra en sus inicios, y que tecnologías emergentes como Blockchain pueden ayudar a multiplicar.

Por qué estos capítulos

Tras repasar el fenómeno en su conjunto, el autor dedica dos capítulos enteros a las repercusiones del surgimiento de esas nuevas plataformas en el mundo del trabajo: el séptimo (“The Future of work: Challenges and Controversies”) y el octavo (“The Future of work: What Needs to be Done”). En ellos, se analizan estos impactos, que el autor considera tan profundos como los asociados a otros fenómenos –mucho más presentes en el debate público actual– como la deslocalización y la automatización. También trata de los cambios que considera deberían producirse en las políticas para aprovechar los beneficios de la economía colaborativa y mitigar sus efectos perjudiciales en un entorno en el que la desigualdad está aumentando.

Entre la utopía y un futuro distópico

Sundararajan se muestra equidistante entre los entusiastas que vislumbran un futuro del trabajo en el que esta nueva gig economy (economía del “bolo”) proporcionará un elevado grado de flexibilidad, innovación y creatividad, y donde las personas se convertirán fundamentalmente en “emprendedores empoderados”, y los más pesimistas que, por el contrario, imaginan un escenario con salarios a la baja, pérdida de derechos laborales y altos niveles de inseguridad.

Frente a estos últimos temores, a los que reconoce un claro fundamento, aporta estudios como los que muestran que un porcentaje elevado de las personas que trabajan en esta gig economy no quisiera cambiar a un modo distinto de relación laboral, o que, para algunos trabajos en los que la proximidad física es importante –como son los conductores de Uber o los ‘manitas’ que ofrecen sus servicios en Taskrabbit–, su ingreso por hora es superior a sus equivalentes fuera de las plataformas.

También se aborda en el libro la importancia que tiene para los profesionales lograr una buena reputación en este tipo de plataformas en lo que denomina “el darwinismo de los datos”, donde los algoritmos automatizados premian a los más eficientes o a los mejor valorados y, por el contrario, pueden convertir en irrelevantes a los que lo son menos. Como curiosidad en este aspecto se menciona el caso de Traity, una startup madrileña que permite generar una reputación “portable” entre las distintas plataformas.

Un nuevo filón de talento para las empresas

Las empresas están aprovechando la llegada de este enorme “pool” de talento accesible a través de las plataformas y disponible 24×7 para construir nuevas formas de organización donde el número de trabajadores permanentes se reduce y se recurre en mayor grado a profesionales independientes, ubicados en cualquier lugar del mundo, para proyectos específicos o tareas concretas.

Se cita en el libro una gran diversidad de plataformas que cubren todo tipo de perfiles y tareas: desde las más sencillas como Amazon’s Mechanical Turk (micro-tareas que no requieren conocimientos específicos) hasta las de mayor complejidad como HourlyNerd (consultores de negocio).

Un fenómeno potenciado por la capacidad actual de desmenuzar el trabajo complejo en pequeñas tareas que pueden ser derivadas en paralelo a las nuevas plataformas. Como ejemplo especialmente interesante en el libro se cita el caso de iCEO, un sistema que automatiza el flujo de un trabajo complejo, como es la generación de un informe de mercado, derivando cada micro tarea a plataformas como Upwork o Amazon’s Mechanical Turk, incluyendo incluso las tareas de gestión o recursos humanos.

Esta nueva forma de organizar el trabajo genera el debate, no resuelto aún, de hasta qué punto los trabajadores independientes de las plataformas deberían ser considerados “empleados” de la empresa con el reconocimiento de las protecciones y los derechos que ello conlleva. Aunque este aspecto se trata con más profundidad en un capítulo específico dedicado a la regulación, Sundararayan se muestra partidario de crear lo que él llama un “puerto seguro” legislativo para que las organizaciones y las propias plataformas puedan experimentar, sin incurrir en riesgos, en el desarrollo de sistemas de atracción, formación y vinculación para estos nuevos colaboradores independientes, dando tiempo a la sociedad a entender mejor y a asimilar esta nueva manera de entender el trabajo.

La adaptación de la sociedad en su conjunto

A medida que la sociedad transita del empleo fijo (jobs) hacia un modelo más centrado en la generación de ingresos (work) a través de multitud de plataformas y formatos de relación, la sociedad se enfrenta a la necesidad de crear una nueva “red de protección social”.

Se comentan en el libro algunas alternativas que se están proponiendo como los modelos de “flexiseguridad” de los países nórdicos o la Renta Básica, que el autor considera interesante a más largo plazo pero con dificultad política para implantarse a corto.

Otras posibilidades que analiza son, por ejemplo, que las plataformas por sí mismas desarrollen sus propios mecanismos de protección, lo que el autor considera positivo por su propio interés económico, o la llegada de modelos de “cooperativismo de plataforma” donde los beneficios derivados de la mayor productividad que aporta esta tecnología se repartirían de manera más equitativa entre sus miembros.

Sundararayan finaliza este capítulo argumentando que las decisiones que tomemos ahora, determinarán a cuál de los posibles futuros (el utópico o el distópico) nos enfrentaremos en los próximos tiempos.

Referencia

Sundararajan, A. (2016). The Sharing Economy: The End of Employment and the Rise of Crowd-Based Capitalism, MIT Press, 238 pags, ISBN: 9780262034579

Actualmente solamente disponible en inglés.

 

Imagen Mike Lawrence bajo licencia Creative Commons 

Una publicación de
FFWi