El empleo del futuro

El empleo del futuro

Manuel Alejandro Hidalgo es economista y profesor en la Universidad Pablo Olavide de Sevilla. En este su primer libro, frente a las visiones más pesimistas sobre el impacto de la tecnología en el empleo, ofrece una visión más sosegada sin por ello menospreciar las importantes consecuencias de los cambios tecnológicos que están por venir en el mundo del trabajo.

El libro ofrece multitud de referencias a estudios académicos sobre el tema y aterriza los datos a la realidad local española, por lo que es un excelente punto de partida para formarse una opinión más fundamentada sobre este tema, más allá de los titulares.

Tecnología y trabajo: razones para el optimismo.

En los primeros capítulos, el libro repasa la larga historia del delicado equilibrio que siempre ha existido entre las máquinas y el empleo o, en sus términos equivalentes en economía, entre capital y trabajo, y de cómo estos dos factores han oscilado entre una dinámica de ‘complementariedad’ o de ‘sustitución’, con diferentes ganadores y perdedores en cada época.

Actualmente estamos viviendo una ‘segunda ola’ de automatización donde los avances en robótica e inteligencia artificial hacen que muchos expertos vaticinen un importante impacto en el empleo. El libro analiza los principales trabajos en este sentido como el ya clásico de 2013 de Osborne y Frey que estimó que aproximadamente un 47% de las ocupaciones en EEUU estarían en riesgo automatización.

Para Hidalgo esta es una visión incompleta, dado que cada empleo está compuesto por distintas tareas individuales, algunas fáciles de automatizar y otras no. Aplicando este nuevo enfoque más preciso que ya se usa en los estudios más recientes, únicamente el 7% de las ocupaciones tendría más de un 70% de posibilidades de ser automatizado en su totalidad (el 34% sufriría modificaciones relevantes) y en el caso de España están cifras serían ligeramente superiores (un 12% en riesgo de automatización total).

Además, más allá de la tecnología, otras razones económicas, políticas o éticas matizarían la adopción de ciertas tecnologías al menos en el corto o medio plazo.

Hidalgo se muestra por tanto moderadamente optimista en cuanto al impacto de la automatización sobre el nivel de empleo agregado, augurando una complementariedad de la tecnología en muchos casos, y confiando en los ajustes del sistema productivo, con sectores que perderían empleo y otros que lo ganarían.

Esta visión es consistente con las series históricas. Por ejemplo, en Reino Unido desde 1761 la tasa de desempleo siempre ha oscilado entre un 4 y un 8% de media a pesar de haber sufrido los ajustes de las distintas revoluciones industriales.

Otros retos igualmente importantes

Una de las tesis principales del libro es que, más allá de la temida ‘robotización de los empleos’, otras tendencias igualmente importantes que no reciben tanta atención están configurando el futuro de las relaciones laborales. Estos factores, aun no siendo originados por el cambio tecnológico, pueden recibir gracias a él un fuerte impulso.

El aumento de la complejidad y la reducción de los costes de transacción incentivan la externalización de actividades de las empresas, produciendo un impacto sobre los salarios y la desigualdad. Un caso paradigmático de externalización serían las actuales plataformas digitales (p.e. Uber, Deliveroo,…) que plantean un importante reto en cuanto a protección laboral.

Igualmente, el libro alerta sobre la cada vez mayor concentración de la actividad económica en unas pocas empresas, con un aumento de su tamaño medio en numerosos sectores, lo que debilita la competencia. El cambio tecnológico favorece esta tendencia que, según varios estudios, afecta negativamente a la evolución de los salarios.

En definitiva, Manuel Hidalgo se muestra más preocupado en este libro por el posible aumento de la desigualdad y la polarización que por los robots que se pueden llevar nuestros empleos y a los que él denomina “los árboles que no nos dejan ver el bosque”.

Algunas recomendaciones

En la parte final del libro Hidalgo argumenta sobre posibles soluciones que mitiguen las consecuencias no deseadas de estos cambios.

Una de las principales líneas de trabajo es la educación, que debe adaptarse para preparar a las futuras generaciones para un mundo en cambio permanente y que debe extenderse a toda la vida (“long live education”).

Otro frente es el legislativo, en el que un punto clave es delimitar con claridad los criterios que definen a un trabajador frente a un proveedor, uno de los puntos principales en el debate actual sobre las plataformas digitales.

También aboga por cambiar el paradigma de protección del empleo por uno basado en la protección del trabajador, diseñando políticas sociales que cubran las necesidades de los nuevos trabajadores y redefiniendo la acción sindical para que incluya estas nuevas figuras.

Por último argumenta cómo la fiscalidad debe adaptarse en un escenario de más peso del capital (la tecnología) frente al trabajo, analizando críticamente propuestas como los impuestos a los robots o la renta básica universal.

Hidalgo cierra el libro con una frase de Roosevelt que resume su principal intención al escribir esta obra: “No debemos tener miedo a lo que está por llegar, sino que debemos temer al miedo que nos paraliza, aquel que nos lleva a no hacer nada”.

Referencia

Hidalgo, Manuel. (2018) El Empleo del futuro: Un análisis del impacto de las nuevas tecnologías en el Mercado laboral. Deusto.

Una publicación de
FFWi